Tapar las mentiras de otros.

No se puede controlar la verdad.

No se puede evitar la mentira.

Si haces algo.

Alguien dirá que no lo hiciste.

Si no haces algo.

Alguien dirá que lo hiciste.

No importa lo que hagas.

No importa donde te escondas.

Alguien mentira sobre ti.

No se puede sellar los labios de los mentirosos.

Ni tapar los oídos de las personas que les escuchan.

Si sabes quién eres.

Si sabes lo que hiciste.

Eso debería satisfacerte.

No importa lo que digan de ti.

Ese es el concejo de todos.

¿Pero es tan fácil?

Ser víctima de mentiras es doloroso.

Es como si te acuchillaran por la espalda.

Y encima si es alguien tan cercano a ti.

Duele como si después te hubieran tirado acido en la herida.

Me gustaría alejarme por completo de esas personas.

Escaparme de sus vidas.

Expulsarlos de la mía.

Pero no puedo.

Debo convivir con mentirosos.

Debo convivir con enemigos.

Y recibir sus dagas.

Sin quejarme.

No lloren como yo.

Poemas Premiun.

2 poemas que no seran publicados en el blog

$5.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s