La virginidad de la noche.

Con un suspiro mi vestido cae al suelo.
Con un suspiro tus manos están en mi estómago.
Mi luna. Me llamas Luna.
Solo me sientes cerca de ti durante las noches.

Luego de escapar tu mirada asfixiante durante todo el día.
Esquivándote con mi canasta llena de ropa limpia.
Escabulléndome entre la gente mientras tratas de encontrarme.
En los ojos de otras mujeres.

Besas la espalda de mi cuello, corriendo mi cortina de cabello.
Tus manos subiendo hasta mis senos.
Puedo sentir tu calor en mi espalda, tu deseo.

Se que sientes mi deseo.
Cuando tocas mi sexo.
Se que seré tuya, cuando me descubres así.

Ansiosa.
Mojada.
Enteramente tuya.

Dices que no dolerá.
Luego de jugar todo este tiempo con mis pezones.
Dices que no dolerá.
Cuando estoy ebria de ti.
Dices que no dolerá.
Y tontamente te creo.

Quieres entrar para marcarme.
Quieres entrar para sentir esa presión a tu alrededor.
Que soy toda yo.
Quieres entrar para marcarme.
Nadie podrá tocarme como tú.

Yo me sacio saboreando tu piel mas dulce que la mía.
Mordiendo tu hombro.
Sintiendo como el placer que antes causaban mis dedos.
Ahora es causado por tu sexo.
El dolor de tu entrada se esfuma lentamente.

Te alimentas de uno de mis pechos incapaz de saciarte.
Haciendo que electricidad recorra mi cuerpo.
Siento que muero.

¿A que se supone que tenía que tenerle miedo?
¿A la noche o a ti?

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s