Deseo en pandemia.

Es extraño.
Desear un extraño.
Manos en mi cuerpo.
Desconocidas, cuyos ojos no veo.

Cuando podía caminar por las calles.
Con la boca destapada.
Y esconderme en un hotel con cualquier mujer.
No deseaba sus manos como ahora.

Es raro, desear ahora.
Lo que antes era accesible.
Y ahora no.

Cuando nada es posible.
Mis manos recorren mi cuerpo.
Cuando nadie esta accesible.
Mi boca susurra nombres de desconocidas.

Es complicado, culminar en mi placer.
Y ver mi cama sola.
Y sentir mi cama fría.

Pero imagino un cuerpo curvo.
Cuando no es posible.
A mi lado, tocándome.
Sentir su calor.
Cuando no es posible.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s