Miedo a Dios.

Mi terapeuta una vez me dijo, que Dios era la persona pobre, la persona que necesita cobijo y apoyo. A Dios no le interesa con quien paso la noche, con quien sueño cuando me masturbo.
A Dios le importa que reconozca su rostro en el del prójimo, que lo vea, y lo ayude en como pueda. En las puertas del cielo, me dirá que él era aquel niño del orfanato que sostuve en mis brazos como si fuera mi hijo.
Pero a veces, cuando mi fé es débil, dudo de la bondad de Dios. Sé que está mal, darle importancia a algo que en el fondo sé que no es así. Quizás es mi homofobia interna, que tengo que trabajar en ella.
Pongo mis prejuicios en la boca de otras personas, porque sé que saldrían de la mía si pudieran.
El papa dijo, que Dios ama a todos sus hijos, sé que Dios me ama. Pero pongo en el mi miedo a mí misma, mi miedo a ser yo.
Yo, la chica que besa a otras chicas.
Yo, la chica que sueña con besar a otras chicas.
Yo, la chica que no puede amar sexualmente a un hombre.
Dios, te pido que me des paciencia y fuerza, porque ser yo no es tan fácil como pensaba.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s