Orgasmos en el atardecer.

Quieres saber que pienso.
Cuando mis dedos tocan mi sexo.
No pienso en ti.

Quieres saber que pienso.
Cuando mis dedos entran en mi sexo.
No pienso en ti.

Te preguntas si pienso en ti.
Como tú piensas en mí.
Soy la fruta prohibida que nunca tocaras.

Te preguntas como la chica que se sonroja.
Quiere que su sexo sea penetrado.
Te preguntas como la chica que reza.
Quiere que sus pechos sean mordidos.

Quieres saber cómo huele mi ropa interior.
Cuando esta mojada por el deseo.
Quieres saber a qué huelen mis sabanas.
Cuando el orgasmo hace temblar mis caderas.

Deseo al hombre que me hará temblar.
Deseo al hombre que hará poesía de mi sexo.
Deseo al hombre cuyo sexo me hará ver estrellas.

Pienso en él.
Encima mío, mordiendo y creando gemidos en mi cuello.
Pienso en él.
Desapareciendo en la noche, luego de tomar mi deseo.
Y hacerme suya.

No lloren como yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s