Corazón confiado.

¿Puedo confiar en vos?
¿Puedo perdonarte?
Me fallaste tantas veces.

No sé si cruzar la calle.
Tomando tu mano.
Creo que prefiero ir sola.

¿Puedo perdonarte?
¿Puedo confiarte mi corazón?
Lo dejaste caer tantas veces.

No sé si volver a tu lado.
Dándote mi corazón.
Creo que prefiero estar sola.

No lloren como yo

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

2.00 $

Sentirse triste cuando no deberías.

No sé porque estoy triste.
Esta noche de verano.
Con el ventilador golpeando mi cuello.

No sé porque estoy triste.
Si hoy comí bien.
No falta una almohada en mi cama.

Aun así, estoy triste.
Melancólica.
Nostálgica.

Pienso en mi perrita.
Que no dormirá más conmigo.
Pienso en mi pez.
Que no bailara al ver mis dedos tocar el agua.

Pienso que aquí nadie me violentara.
Que no dormiré más con miedo.
Pienso en las discusiones que evitare.
Que ya no recibiré bofetadas por decir la verdad.

Es agridulce.
Mi vida en este momento.
No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Perfume de vida.

No elegí esta situación.
Vino a mi como una ola de un huracán.
No elegí esta vida.
Soy el producto de un orgasmo y un condón ausente.

Si fuera por mí.
No estaría viva.
Si fuera por mí.
Viviría de otra manera.

Eso pensaba.
Cambie mi vida.
Tome decisiones importantes.

Aun así, duele.
Dejar el dolor atrás.
Duele.

Es como sacar una espina.
Duele la ausencia de lo que dabas como eterno.
Que estaría eternamente allí.

Tengo un refugio.
Tengo un nuevo hogar.

Pero extraño los brazos de mi madre.
Mis perfumes, el olor de mi cama, la comodidad.
Ahora estoy creando nuevos olores, probando nuevos perfumes.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Mentiras de papá.

Dime, papá, que me quieres.
Dime, papá, que me quieres bien.
De forma normal y sana.

Papá, ¿Qué ganas lastimándome?
¿A quién lastimas realmente?
¿A la mujer que te pario?

Papá, ¿Por qué no estás?
Tengo que buscar tu imagen en otros hombres.
Tengo que buscar mi guía en otros hombres.

Hombres que no son responsables de mí.
Pero que me quieren mejor que vos.

Dime, papá, que me dejaras ir.
Es demasiado tarde ya, para charlas.
Es demasiado tarde ya, para que reflexiones.

Perdiste a tu hija cuando la golpeaste.
Y yo te perdí, cuando negaste tu paternidad.

Así que déjame irme de casa.
Que aquí no hay paz.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

El diablo también se lamenta.

Desear es gratis, las monedas que tiramos no.
Rezar es gratis, las lágrimas que lloramos duelen.
Me gusta rezarle a la virgen.
Pedirle que te tenga paciencia, y evite que nuestros caminos se crucen.
Me gusta pedirle deseos al destino.
Pedirle que me de paciencia, y evite que nuestros caminos se crucen.

Trato de negar mis recuerdos.
Trato de creerle a los demás.
“No fue para tanto.”
“Vos lo provocaste.”

Trato de negar mis recuerdos.
Trato de creerle a los demás.
Pero el dolor de mi corazón aún se siente.
Pero el dolor de mi mejilla aun lo recuerdo.

Quiero creer que es normal.
Esperar un golpe en vez de una conversación.
Quiero creer que es normal.
Crecer entre gritos y moretones.

No siempre fue malo.
Hubo momentos buenos.
Se traspapelan en mi memoria.
Creí que éramos la familia normal.

Éramos un infierno.
El diablo también llora.
El diablo también ríe.
El diablo también lamenta.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La virgen y la niña.

Me pregunto que habrá sido de la niña que tenía moretones en el cuello, me pregunto que habrá sido de la niña que se orinaba en las noches. Era una niña de catorce años, cabello castaño y ojos que parecían las piedras de un rio.
Quise hablarle, decirle que había un hogar al que ella podría regresar, que todo estaría bien. Pero no salieron las palabras de mi garganta, quedaron atrapadas en la indiferencia de mi corazón.
No era mi hija, no era mi sobrina, su sangre no estaba atada a la mía.
“alguien más la cuidara.”
La mirábamos como si fuera un perro perdido, nadie tenía espacio para acogerla, nadie tenía tiempo de hablar con alguien que pudiera cuidarla.
La niña paraba frente a la virgencita de la iglesia de la merced, sus manos enredadas, los ojos llorosos mirando la imagen pintada de la virgen. Solo ella sabe que le habrá pedido la niña, pero me gusta pensar que ella le escucho.
Me duele pensar que la niña le pedía que alguien la cuidara.
Cada tanto sueño con la vida de esa niña, quien habrá creado las marcas de su cuello. Quizás una madre negligente, quizás un padre o hermano violento. Son pesadillas que durante el día me cuesta olvidar.
Niña de ojos grises como las piedras de un rio, dime quien te lastima, dime quien oculta tus heridas, prometo sanarlas y protegerte. Pero ya es tarde, su cuello se dobló, tus ojos se cayeron de sus cuencas, sus manos están atadas con una piola.
Dime niña de ojos perdidos, ¿Quién es el victimario de tu vida?

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

(no) me enamore.

Es extraño.
Quiero verte lejos.
Luego de que me rechazaste.

Es extraño.
Dijiste que era la única para ti.
Que te gustaba mi arte, mis palabras locas, y mis tardes de juegos.
Dijiste que era lo que buscabas hace tiempo.

Entonces, amor mío, ¿Por qué te alejas?
Culpas a la pandemia.
Culpas mis silencios.
Escuchas a tus amigos.

Escúchame a mí.

Me enamoraron tus ojos picaros de tonos del caribe.
Me enamore de tu seguridad.
Me enamore porque eras todo lo que yo no era.

Por las noches soñaba que entrabas en mí.
De la forma más exquisita y prohibida.
Por las noches soñaba que era tu mujer.
Que solo yo podía satisfacerte.

Pero ahora, aunque me haces falta.

No te quiero aquí.
Vete con tus miedos.
Vete con tu desinterés por las emociones de otros.
Tú, gran egoísta, víctima de tu propia apuñalada.
No te quiero aquí.

Grito a tu fantasma.
Piso con fuerza tu recuerdo.
Vete fantasma, murmuro de la persona que conocí.
No te quiero aquí.

Sola, como una gran cirujana.
Te sacare de mi corazón.
Y te enterrare en el patio de mi peor enemigo.

De ti, nada bueno puede nacer.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Poema de amor.

A la persona que decida amarme.
Si es que existe alguien así.
Hombre perfecto.
Mujer perfecta.
Que pueda verme.

A través de mi ventana rota.
A través de mis vestidos de harapos.
A través de mis labios lastimados.

Si es que existes, persona valiente.
Que pueda sostener mi corazón.
Sin dejarlo caer al suelo de madera.

Mira a través de mis ojos perdidos.
Tráeme a este plano.
Mira a través de mis palabras sin sentido.
Hazlas tuyas y entiéndelas.

Solo te pido que te dejes amar.
Y que me ames de vuelta.
No me olvides.
No te aburras de mis locuras.

Ayúdame a vestir ropas elegantes.
Cura mis labios con tus besos.
Tráeme a la realidad.

Hagamos de mi reino perdido un hogar.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Cuando el amor llega.

El amor que llega a mí.
El amor que se aleja de mí.
Como un objetivo imposible.
Un sueño lleno de estrellas y promesas.

Quisiera poder tocar mi objetivo.
Y lograr tenerte en mis brazos amor.
Que llenes mis sueños de caramelo.
Y mis pesadillas me abandonen.

Estoy aquí en el vacío de mi alma.
Esperando tu llegada, amor.
Yo no me valoro.
Enséñame a amarme.

Que tú me quieras.
Le da sentido a mi ser.
Así de perdida estoy.

Tú no le darás sentido a mi vida.
Pero si la harás más hermosa.
Le darás un brillo especial.

Ven a mi amor.
Estoy aquí en el vacío de mi alma.
Ven a mi amor.

No me dejes eternamente aquí.
En el vacío de mi alma.
Sin lugar a donde ir.
En el vacío de mi alma.
Sin ninguna luz para buscarte.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La historia del mar.

Había una vez un hombre.
Que vivía en una casa abandonada.
En un terreno abandonado.

Nadie iba a visitarlo.
En su casa abandonada.
En su terreno abandonado.

Había una vez un hombre.
Que quería tomar el té con alguien.
Que quería que alguien llamara a su teléfono.
Pero nadie nunca llamaba.

Nadie se preocupaba por él.
Nadie quería estar con él.
Nadie quería tocar su piel.

Había una vez un terreno abandonado.
Que al ver la soledad de su dueño.
Le dio una flor.
Una sola flor.

Nadie vio la flor.
Solo él.
Solo él la cuidaba.
Solo él rezaba al lado de la flor.

Había una vez un hombre y una flor.
Que a los tres días murió.
El hombre al ver la muerte a los ojos.
Lloro.
Nadie lo vio llorar.
Nadie lo vio ahogarse.
En un mar de lágrimas.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00