Ella es un ángel.

Dime que eres un ángel.
Caída del cielo.
Que vienes a cuidarme.
Que vienes a amarme.

Dime que quieres ser como yo.
Sentir el sabor del viento.
Sentir el orgasmo romper tus caderas.

Dime que quieres entender mis defectos.
Mentir y que te mientan.
Creer y que te crean.

Dime que sabes si Dios está allí.
Que piensa él de nosotros.
Que piensa él de ti.

Ahora que quieres sentir mi piel.
Ahora que quieres mis labios.
Enredados con los tuyos.

Dime que no eres un ángel.
Que eres una simple mujer.
Que me ve.

Y quiere que sea suya.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La virgen y la niña.

Me pregunto que habrá sido de la niña que tenía moretones en el cuello, me pregunto que habrá sido de la niña que se orinaba en las noches. Era una niña de catorce años, cabello castaño y ojos que parecían las piedras de un rio.
Quise hablarle, decirle que había un hogar al que ella podría regresar, que todo estaría bien. Pero no salieron las palabras de mi garganta, quedaron atrapadas en la indiferencia de mi corazón.
No era mi hija, no era mi sobrina, su sangre no estaba atada a la mía.
“alguien más la cuidara.”
La mirábamos como si fuera un perro perdido, nadie tenía espacio para acogerla, nadie tenía tiempo de hablar con alguien que pudiera cuidarla.
La niña paraba frente a la virgencita de la iglesia de la merced, sus manos enredadas, los ojos llorosos mirando la imagen pintada de la virgen. Solo ella sabe que le habrá pedido la niña, pero me gusta pensar que ella le escucho.
Me duele pensar que la niña le pedía que alguien la cuidara.
Cada tanto sueño con la vida de esa niña, quien habrá creado las marcas de su cuello. Quizás una madre negligente, quizás un padre o hermano violento. Son pesadillas que durante el día me cuesta olvidar.
Niña de ojos grises como las piedras de un rio, dime quien te lastima, dime quien oculta tus heridas, prometo sanarlas y protegerte. Pero ya es tarde, su cuello se dobló, tus ojos se cayeron de sus cuencas, sus manos están atadas con una piola.
Dime niña de ojos perdidos, ¿Quién es el victimario de tu vida?

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La mujer que se enamoró.

Dime que mi cabello huele a jazmín.
Que mis labios son todo lo que deseas.
Dime que mi cuello ruega por tu mordida.
Que mis piernas son el lugar en que quieres perderte.

Quiero que me prometas que no bajaras la luna por mí.
Pero que pelearas contra cualquiera que se interponga.
Quiero que me prometas que no separaras el océano.
Pero que pelearas contra las olas que quieran derribarme.

Quiero caminar de tu mano.
Quiero que sostengas mi cintura.
Mientras caminamos bajo la noche parisina.

Pinta en mi espalda el sol.
Pinta en mis muslos el océano.
Y en mis labios la promesa.

Has que la vida sepa a poco.
Que la eternidad suene insuficiente.
Que el cielo y el infierno nunca podrán separarnos.
Porque somos el tiempo.
Que sobrepasa todas las fuerzas.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Sexo en pandemia.

Tus dedos entre mis piernas.
Mis mejillas sonrojadas.
Mis pechos excitados.

Tus labios en mi cuello.
Una sonrisa contra mis mejillas sonrojadas.
Una sonrisa cruza por tu rostro.

Sabes lo que haces.
Sabes lo que provocas.
No puedo evitarlo.

Entre disculpas y risitas.
Terminamos en el baño.
Levantas mi falda mientras muerdes mi cuello.
Entre risitas y promesas.
Terminan en el sueño mis panties.

Sabes lo que haces.
Me llevas al extremo.
Cruzamos los limites.

Entre mis piernas tus dedos encuentran.
El punto que necesito que encuentres.
El punto que me hace gemir.

Sabes lo que haces.
Cuando muerdes mis pechos.
Cuando besas mis labios.

Nirvana se atraviesa por mis ojos.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Deseo en pandemia.

Es extraño.
Desear un extraño.
Manos en mi cuerpo.
Desconocidas, cuyos ojos no veo.

Cuando podía caminar por las calles.
Con la boca destapada.
Y esconderme en un hotel con cualquier mujer.
No deseaba sus manos como ahora.

Es raro, desear ahora.
Lo que antes era accesible.
Y ahora no.

Cuando nada es posible.
Mis manos recorren mi cuerpo.
Cuando nadie esta accesible.
Mi boca susurra nombres de desconocidas.

Es complicado, culminar en mi placer.
Y ver mi cama sola.
Y sentir mi cama fría.

Pero imagino un cuerpo curvo.
Cuando no es posible.
A mi lado, tocándome.
Sentir su calor.
Cuando no es posible.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Cuando el amor llega.

El amor que llega a mí.
El amor que se aleja de mí.
Como un objetivo imposible.
Un sueño lleno de estrellas y promesas.

Quisiera poder tocar mi objetivo.
Y lograr tenerte en mis brazos amor.
Que llenes mis sueños de caramelo.
Y mis pesadillas me abandonen.

Estoy aquí en el vacío de mi alma.
Esperando tu llegada, amor.
Yo no me valoro.
Enséñame a amarme.

Que tú me quieras.
Le da sentido a mi ser.
Así de perdida estoy.

Tú no le darás sentido a mi vida.
Pero si la harás más hermosa.
Le darás un brillo especial.

Ven a mi amor.
Estoy aquí en el vacío de mi alma.
Ven a mi amor.

No me dejes eternamente aquí.
En el vacío de mi alma.
Sin lugar a donde ir.
En el vacío de mi alma.
Sin ninguna luz para buscarte.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La historia del mar.

Había una vez un hombre.
Que vivía en una casa abandonada.
En un terreno abandonado.

Nadie iba a visitarlo.
En su casa abandonada.
En su terreno abandonado.

Había una vez un hombre.
Que quería tomar el té con alguien.
Que quería que alguien llamara a su teléfono.
Pero nadie nunca llamaba.

Nadie se preocupaba por él.
Nadie quería estar con él.
Nadie quería tocar su piel.

Había una vez un terreno abandonado.
Que al ver la soledad de su dueño.
Le dio una flor.
Una sola flor.

Nadie vio la flor.
Solo él.
Solo él la cuidaba.
Solo él rezaba al lado de la flor.

Había una vez un hombre y una flor.
Que a los tres días murió.
El hombre al ver la muerte a los ojos.
Lloro.
Nadie lo vio llorar.
Nadie lo vio ahogarse.
En un mar de lágrimas.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Cansada un sábado.

Si el mundo estuviera funcionando normalmente.
Quizás estaría planeando una salida nocturna.
Bailar en un boliche, con una minifalda y un gin tonic en la mano.

Si el mundo estuviera funcionando normalmente.
Quizás estaría hablando con mis amigas.
Mando jajajas por whatsapp.

El mundo no está funcionando normalmente.
La ropa para salir a bailar no me queda ya.
No tengo amigos con quienes hablar.
Y a las 10 pm cierran todo.

Somos mis libros y yo.
Mis personajes y yo.
Mis lápices y yo.
Mis letras y yo.

El mundo sigue como siempre.
Pero nosotros estamos muriendo.
Y aquí seguiremos muriendo.
Encerrados.

Pero al menos tengo mis libros.
Puedo cansar mis ojos con mis letras.
Pero al menos tengo mis lápices.
Puedo cansar mis manos con mis dibujos.

No hay chicos que besar.
No hay amigas con las que conversar.
Pero mis silencios no pesan tanto.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Como vive alguien así.

Ignoras que todos te desprecian.
Ignoras que todos te evitan.
Prefieres negar la realidad.
Prefieres aceptar la fantasía.

Me das pena.
Pero ignoras mis concejos.
Me das pena.
Pero no te quiero en mi vida.

Tu sangre corre por mis venas.
Pero no te reconozco como padre.
Tu sangre corre por mis venas.
Pero aprendí a no ser tú.
No eres mi ejemplo.

Ojalá perderte.
Ojalá sacar tu sangre de mi sangre.
Ojalá desconocerte.

Pero siempre estaré atada a ti.
Y eso me hace querer saltar al vacío.
Pero siempre estaré atada a ti.
Y eso me hace querer desaparecer.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Pensamientos familiares.

Quisiera ser psíquica, leer cada pensamiento intrincado de las personas que quiero. Saber que piensan en los últimos segundos antes de que la mente se les nubla y caigan en los brazos de Morfeo. Que piensan cuando los abrazo, cuando pido su atención, cuando estoy a su lado, y cuando no.
A veces siento que dejo todo por otras personas, que quizás no saben que no siempre estaré allí. Me siento como un juguete que antes era nuevo, y ahora esta en la repisa. Siempre dispuesta a jugar cuando ellos quieren.
No puedo ser egoísta.
No puedo hacer lo que yo quiera.
Eso significaría una discusión.
Siempre odie las discusiones, tener que enfrentarme a la otra persona, explicarle como me siento. Para llegar a un punto medio, que nunca se mantiene en el tiempo. Me gustaría poder preguntar, ¿Me quieres realmente? Y recibir la respuesta que sospecho. O simplemente poder sacar todas las fotos familiares, ser egoísta, no estar cuando ellos quieran jugar, y jugar yo sola.
No puedo ser egoísta,
No puedo hacer lo que yo quiera.
No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00