Belleza esperada.

Mirarme al espejo siempre fue una aventura.
Recuerdo verme demasiado alta.
Mis ojos grandes como dos bolillas.
Mis labios finos como una oruga.
Mi cabello enredado como el nido de un pájaro.

Mirarme al espejo siempre fue una tragedia.
Recuerdo verme demasiado gorda.
Mis piernas aprecian los fiambres del negocio de al lado.
Mis pechos caídos, con líneas moradas antes desconocidas para mí.
Mi cabeza parecía llevar una carga debajo de mi mentón.

Mirarme al espejo siempre fue un juego de seducción.
Recuerdo ver mi cola, y palparla con suavidad.
Recuerdo ver mi sexo descubierto, tratando de entender que veían los hombres allí.
Recuerdo ver mi cuello, mis dedos rodeándolo sorprendidos por la suavidad.

Es una montaña rusa de ida.
Una vez que notas lo que lleva tu cabeza de allí para acá.
Nunca más puedes ignorarlo.

Es una montaña rusa, impulsada por comentarios ajenos.
Este re flaca.
Estas divina.
Estas gordita.
No gorda, pero gordita.

Es una montaña rusa de la que me gustaría bajarme.
Pero vi esos jeans, en esa vidriera, de esa tienda que nunca me animo a entrar.
Si bajo unos kilos…

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La verdad del arte.

Nadie quiere escuchar la verdad, nos dicen que debemos expresarnos, desnudarnos en nuestro arte. Pero nadie quiere ver la verdad, nadie quiere escuchar la verdad.
Es demasiado.
Te saca del pequeño ensueño de la vida.
Me gustaría poder mostrar mi arte, desnudarme y decir lo que siento. Sin filtros, ni hashtags, simplemente mi arte. Pero nadie quiere verlo realmente, aunque digan que sí, no quieren.
Es demasiado.
Los sacaría del pequeño ensueño de la vida.
Así que me quedare en mi habitación , escribiendo, pensando en todas las cosas que me gustaría decir y no puedo. La censura dejando un sabor agrio en mi boca. El tintero lleno y mi pluma limpia.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Cementerios con faroles.

De noche, antes de que mis parpados caigan.
Y mi boca se abra para roncar.
Pienso en los muertos del cementerio.

Pienso en si están cómodos.
Si necesitan piyamas.
Alguien que acomode sus almohadones.

De noche, antes de que mis parpados vuelen.
Y mi boca empiece a babear mi almohadón.
Pienso en vos. En tu cajón de madera.

Me gustaría dormir a tu lado.
Hacer un agujero en la tierra y la madera.
Solo para sostener tu mano mientras duermes.

Pienso en los días de lluvia , y los faroles encendidos.
¿Sientes nostalgia de la vida?
Me gustaría ir con mi paraguas azul y hacerte compañía.
¿Te sientes solo allí bajo la tierra?

Cuando voy a verte no estoy sola.
No puedo hablarte como quiero.
Cuando voy a verte pienso en que decirte.
Además de las oraciones típicas.

Me gustaría decirte que te extraño.
Que me quiero ahogar en mi duelo.
Que pienso en vos cuando estoy con otras personas.

A él le gustaría decir esto.
Él reiría al escuchar esto.
Él no dejaría que esto pasara.

Me gustaría ser la que prende los faroles del cementerio.
Acompañar a los muertos en la noche.
Poder tomar el té con ellos.
Como si estuvieran aquí.

Estrechar la mano de la muerte.
Sin enredar mis dedos con los suyos.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00