Orgasmos en el atardecer.

Quieres saber que pienso.
Cuando mis dedos tocan mi sexo.
No pienso en ti.

Quieres saber que pienso.
Cuando mis dedos entran en mi sexo.
No pienso en ti.

Te preguntas si pienso en ti.
Como tú piensas en mí.
Soy la fruta prohibida que nunca tocaras.

Te preguntas como la chica que se sonroja.
Quiere que su sexo sea penetrado.
Te preguntas como la chica que reza.
Quiere que sus pechos sean mordidos.

Quieres saber cómo huele mi ropa interior.
Cuando esta mojada por el deseo.
Quieres saber a qué huelen mis sabanas.
Cuando el orgasmo hace temblar mis caderas.

Deseo al hombre que me hará temblar.
Deseo al hombre que hará poesía de mi sexo.
Deseo al hombre cuyo sexo me hará ver estrellas.

Pienso en él.
Encima mío, mordiendo y creando gemidos en mi cuello.
Pienso en él.
Desapareciendo en la noche, luego de tomar mi deseo.
Y hacerme suya.

No lloren como yo.

Cuando me buscas.

Amor, ¿Sera que solo buscas placer?
Mi cuerpo te enloquece.
Amor, ¿Sera que solo quieres poseerme?
Mis palabras no te envuelven.

Yo lo quiero todo.
Ser tu orgasmo.
Ser tu suspiro.

Cariño, ¿Acaso no te sientes solo?
Después de que tu sexo se calma.
Cariño, ¿Acaso no te sientes feliz?
Después de que nos unimos.

Yo quiero tus labios.
Darte cariño a través de ellos.
Yo quiero tus labios.
No solo cerca de mi clítoris.

No nos encontramos.
Después del orgasmo.
No nos encontramos.
Después de la noche.

Solo me buscas a la noche.
Para saber que hago debajo de mis sabanas.
No lloren como yo.

De la noche al amanecer.

Me sorprende.
Como de la noche a la mañana.
En esas horas de desesperación.
Por amor.
Por contacto.

Ruego por tus besos.
Me retuerzo en tus manos.
Ruego por un cumplido.
Me desarmo por tus palabras.

Me sorprende.
Como del amanecer a la noche.
En esas horas de consciencia.
Por realidad.
Por consciencia.

Desarmo tus besos.
Analizo tus palabras.
Encontrando las incoherencias.
Armo mis palabras.
Encontrando los sentidos que no encontraste.

Por la noche anhelo tu piel.
Por la mañana me alejo de tus manos
Dime quien soy realmente.
No lloren como yo

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

2.00 $

Sentirse triste cuando no deberías.

No sé porque estoy triste.
Esta noche de verano.
Con el ventilador golpeando mi cuello.

No sé porque estoy triste.
Si hoy comí bien.
No falta una almohada en mi cama.

Aun así, estoy triste.
Melancólica.
Nostálgica.

Pienso en mi perrita.
Que no dormirá más conmigo.
Pienso en mi pez.
Que no bailara al ver mis dedos tocar el agua.

Pienso que aquí nadie me violentara.
Que no dormiré más con miedo.
Pienso en las discusiones que evitare.
Que ya no recibiré bofetadas por decir la verdad.

Es agridulce.
Mi vida en este momento.
No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Perfume de vida.

No elegí esta situación.
Vino a mi como una ola de un huracán.
No elegí esta vida.
Soy el producto de un orgasmo y un condón ausente.

Si fuera por mí.
No estaría viva.
Si fuera por mí.
Viviría de otra manera.

Eso pensaba.
Cambie mi vida.
Tome decisiones importantes.

Aun así, duele.
Dejar el dolor atrás.
Duele.

Es como sacar una espina.
Duele la ausencia de lo que dabas como eterno.
Que estaría eternamente allí.

Tengo un refugio.
Tengo un nuevo hogar.

Pero extraño los brazos de mi madre.
Mis perfumes, el olor de mi cama, la comodidad.
Ahora estoy creando nuevos olores, probando nuevos perfumes.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Mentiras de papá.

Dime, papá, que me quieres.
Dime, papá, que me quieres bien.
De forma normal y sana.

Papá, ¿Qué ganas lastimándome?
¿A quién lastimas realmente?
¿A la mujer que te pario?

Papá, ¿Por qué no estás?
Tengo que buscar tu imagen en otros hombres.
Tengo que buscar mi guía en otros hombres.

Hombres que no son responsables de mí.
Pero que me quieren mejor que vos.

Dime, papá, que me dejaras ir.
Es demasiado tarde ya, para charlas.
Es demasiado tarde ya, para que reflexiones.

Perdiste a tu hija cuando la golpeaste.
Y yo te perdí, cuando negaste tu paternidad.

Así que déjame irme de casa.
Que aquí no hay paz.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Miedo a Dios.

Mi terapeuta una vez me dijo, que Dios era la persona pobre, la persona que necesita cobijo y apoyo. A Dios no le interesa con quien paso la noche, con quien sueño cuando me masturbo.
A Dios le importa que reconozca su rostro en el del prójimo, que lo vea, y lo ayude en como pueda. En las puertas del cielo, me dirá que él era aquel niño del orfanato que sostuve en mis brazos como si fuera mi hijo.
Pero a veces, cuando mi fé es débil, dudo de la bondad de Dios. Sé que está mal, darle importancia a algo que en el fondo sé que no es así. Quizás es mi homofobia interna, que tengo que trabajar en ella.
Pongo mis prejuicios en la boca de otras personas, porque sé que saldrían de la mía si pudieran.
El papa dijo, que Dios ama a todos sus hijos, sé que Dios me ama. Pero pongo en el mi miedo a mí misma, mi miedo a ser yo.
Yo, la chica que besa a otras chicas.
Yo, la chica que sueña con besar a otras chicas.
Yo, la chica que no puede amar sexualmente a un hombre.
Dios, te pido que me des paciencia y fuerza, porque ser yo no es tan fácil como pensaba.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

El diablo también se lamenta.

Desear es gratis, las monedas que tiramos no.
Rezar es gratis, las lágrimas que lloramos duelen.
Me gusta rezarle a la virgen.
Pedirle que te tenga paciencia, y evite que nuestros caminos se crucen.
Me gusta pedirle deseos al destino.
Pedirle que me de paciencia, y evite que nuestros caminos se crucen.

Trato de negar mis recuerdos.
Trato de creerle a los demás.
“No fue para tanto.”
“Vos lo provocaste.”

Trato de negar mis recuerdos.
Trato de creerle a los demás.
Pero el dolor de mi corazón aún se siente.
Pero el dolor de mi mejilla aun lo recuerdo.

Quiero creer que es normal.
Esperar un golpe en vez de una conversación.
Quiero creer que es normal.
Crecer entre gritos y moretones.

No siempre fue malo.
Hubo momentos buenos.
Se traspapelan en mi memoria.
Creí que éramos la familia normal.

Éramos un infierno.
El diablo también llora.
El diablo también ríe.
El diablo también lamenta.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

Sexting.

Dime lo que no te atreves a decirme a la cara.
Dime lo que escondes bajo tus sabanas.
Cuando tus tobillos se estiran.
Y tus labios susurran mi nombre.

¿Qué quieres que haga?
Haz que me arrodille.
¿Qué quieres que diga?
Haz que diga las frases más taboo.

Escribe, aprieta enviar.
Escribe lo que no te atreves a decir.
Lo que ocultas en tus sabanas.
Nadie nos juzgara.
Nadie nos vera en la oscuridad de internet.

Arrodillada, en tu oscura habitación.
Ordéname que diga lo que más deseas.
Hasta mojar mis panties.
Haz que desee.
Llévame a extremo.
Has que desee estar contigo.

Escribe, aprieta enviar.
Deja que mis fotos te exciten.
Sacare la foto, y apretare enviar.

Hasta que podamos vernos.
Y unirnos en el calor del sexo.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00

La mujer que se enamoró.

Dime que mi cabello huele a jazmín.
Que mis labios son todo lo que deseas.
Dime que mi cuello ruega por tu mordida.
Que mis piernas son el lugar en que quieres perderte.

Quiero que me prometas que no bajaras la luna por mí.
Pero que pelearas contra cualquiera que se interponga.
Quiero que me prometas que no separaras el océano.
Pero que pelearas contra las olas que quieran derribarme.

Quiero caminar de tu mano.
Quiero que sostengas mi cintura.
Mientras caminamos bajo la noche parisina.

Pinta en mi espalda el sol.
Pinta en mis muslos el océano.
Y en mis labios la promesa.

Has que la vida sepa a poco.
Que la eternidad suene insuficiente.
Que el cielo y el infierno nunca podrán separarnos.
Porque somos el tiempo.
Que sobrepasa todas las fuerzas.

No lloren como yo.

Poemas premiun.

2 poemas que no fueron publicados en el blog.

$2.00